ESP

Tu clienta es la pelota, debes ir a por ella

09.10.2013
Chef GMcash
Tu clienta es la pelota, debes ir a por ella

En este artículo queremos mostraros las grandísimas ventajas que tenemos a nuestro alcance en situaciones generales de crisis y nuevas formas de vender.

Vamos a desgranar diversas acciones que se han probado en diferentes tipos de establecimientos y que hoy en día han sido el motivo por el que siguen abiertos

Social

Actualmente existen diferentes tipos de acciones con carácter social que están a disposición de los profesionales del sector. Con este tipo de iniciativas estamos dando un valor intangible a nuestros servicios y productos. Muchas personas que conozcan que estamos destinando un % de nuestros platos a una obra social acuden a nuestro establecimiento  porque se sienten colaboradores de una buena causa. Acción contra el Hambre pone cada año esta iniciativa en marcha bajo su marca. Restaurantes contra el Hambre.

Fidelización

¿Cómo premiar a nuestros clientes para que nos sean fieles?, a nadie le amarga un dulce y cualquier invitación tendrá un buen efecto. Pero el efecto que buscamos es que nuestro cliente se vaya feliz,… y que vuelva ¿no? pues premiémosle cuando vuelva, ya sea haciéndole un descuento en su próxima comida, o acumulando “puntos” para alcanzar una meta que sea una consumición gratis, de este modo aseguraremos que los clientes fieles serán los más premiados, y viceversa.

Otra opción de fidelizar clientes es hacerles “nuestro comercial”. Si un cliente se va contento, estará deseando contarlo y decir lo bien que estuvo comiendo o bebiendo en nuestro establecimiento. Hacerle más fácil ser el anfitrión es positivo porque hace sentir importante a una serie de clientes que necesitan de esa atención para seguir volviendo.

Colaborativa

La unión hace la fuerza. Poder colaborar con diferentes tipos de empresas hace aumentar la cuota potencial de nuestros clientes. Si nuestros clientes necesitan la misma atención y servicio en otro tipo de empresas  como por ejemplo  una peluquería, irán a ese establecimiento por que se sentirán seguros y no temerán ser defraudados.

Dichas conexiones colaborativas son muy beneficiosas para todas aquellas personas que participen en ellas de forma activa porque verán aumentar la entrada de clientes en su establecimiento. Ya sea por compartir la calidad del servicio o por ofertar diferentes productos o descuentos a los clientes que entren dentro de esa colaboración entre empresas.

A veces pensamos que nuestros compañeros de profesión y otros establecimientos son nuestra competencia más directa. Y realmente contra quienes debemos competir es contra nosotros mismos. En otros establecimientos podemos ver una oportunidad de atracción de clientes así como de fidelizarlos. Haciendo todo tipo de  actuaciones entre las empresas como jornadas gastronómicas, ciclos de algún producto, invitaciones de cocineros más conocidos y ofertas de consumos en los diferentes tipos de establecimientos. Todo este esfuerzo suma no resta.

Adaptar nuestros precios a grupos y empresas de gran volumen ofertando menús competitivos. Si buscamos unir fuerzas con un “hermano mayor” debemos buscar cuál es su beneficio, ya que el nuestro está claro que es atraer más clientes. Si nuestra colaboración es con una empresa de fotografía, podemos intercambiar los utensilios necesarios para hacer fotos profesionales en nuestras instalaciones así como intercambiarlas por los almuerzos de empresa. Negociar con radios locales publicidad a cambio de presupuesto en comidas. Hablar con empresas con gran número de trabajadores que estén cerca y ofrecerles un precio especial para ellos.

Inversionista

Con dinero parece que todo es más fácil, pero es la verdad. Podemos hacer muchos tipos de inversiones en nuestro negocio que en definitiva traigan más clientes a nuestro local. Para no dedicarnos a nombrarlas una por una os daré unas reglas que cumplir.

Tras pensar toda inversión para ir a por nuestro cliente debemos preguntarnos los siguientes datos:

1. ¿consigo con esta inversión que nuestro cliente esté más feliz?

2. ¿consigo con esta inversión amortizarla y aumentar ventas?

3. ¿consigo con esta inversión que los clientes repitan más?

4. ¿consigo con esta inversión distinguirme de mis competidores?

A cuantas más preguntas de estas respondamos de forma positiva mejor será la proyección de nuestra inversión.

Si somos los primeros en estudiar a nuestros clientes seremos los primeros en detectar que  (quizás) tengan un problema de prisa. Y que no vienen a nuestro establecimiento porque está un poco más lejos y les queda menos tiempo para comer. Nuestra opción es vender nuestra velocidad en el servicio y lanzar alguna oferta que los enganche, como el parking gratuito.

Oportunista

Cogerlas volando,… siempre se ha dicho de las personas que son ávidas, y despiertas a la hora de detectar una oportunidad. Es una gran ventaja dar el primero porque así daremos 2 o 3 veces más que los demás. 

Estar atentos a las circunstancias que nos rodean. Debemos observar los movimientos de nuestros competidores y las tendencias que el mercado va marcando.

Si detectamos una necesidad en el mercado, el primero que consiga satisfacer esa necesidad habrá dado en el blanco. ¿Cómo sabrás en la mayoría de los casos que has acertado?, porque tus competidores harán lo mismo que tú y te copiarán.

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Realiza showcookings y aconseja en la realización de cartas y menús para restaurantes

J43915149
Hostelería
Sumiller GMcash
Sumiller

Imparte y organiza cursos de cata y asesora en cartas de vinos y maridajes, y ferias gastronómicas

Comentarios