ESP

Los alimentos ecológicos, un mercado en auge

18.11.2015
Chef GMcash
Los alimentos ecológicos, un mercado en auge

En el mercado actualmente nos encontramos una multitud de adjetivos y definiciones que nos sugieren la calidad y procedencia de los alimentos que compramos, y es fundamental tener claro qué les diferencia a cada uno de ellos y por qué se denominan así.

En el mercado nos encontramos productos “dietéticos”, “ecológicos”, “biológicos”, “biotécnicos”, “equilibrados”, “biodinámicos”, etc… En fin una gran lista de adjetivos que diferencian estos alimentos de otros que se confieran más “normales” o comunes.

Para ir conociendo este mundo vamos a centrarnos en el más consolidado y para mi entender el más real de todos ellos, los alimentos ecológicos. Aunque en los próximos meses podremos distinguir con más facilidad todos ellos.

Lo que debes saber sobre los alimentos ecológicos

“ECOLÓGICO”  es un término que reside y radica de la palabra ECOLOGÍA. De la protección de nuestro propio ecosistema. De la naturaleza que nos rodea y el respeto con la tierra y nuestro medio ambiente. Pues básicamente es todo esto lo que engloba dicha palabra. Los alimentos ecológicos los repartimos en diferentes puntos:

• Alimentos saludables

Al empezar el cultivo con plantas y semillas que no hayan sido transformadas en su genética, comenzamos con un cuidado de la tierra respetuoso, y no contener ayudas ni defensas químicas. La propia planta y naturaleza, a veces con ayuda del hombre, pero siempre de  forma natural, produce todo tipo de defensas dirigidas a proteger a la planta, fruta, o cultivo. Este tipo de antioxidantes los contienen los productos recogidos de este tipo de cultivo  por lo tanto se transmitirán de forma directa a nuestro organismo

• Alimentos sin químicos

Para aumentar la producción, el tamaño, y bajar la tasa de pérdidas de producto antes de la recolecta, existen una gran multitud de químicos que facilitan este trabajo. Algunos de ellos , (los que menos) son muy perjudiciales para la salud si se consumen y otros son excesivamente dañinos con la naturaleza, ya que al proteger las plantas en cuestión  pueden dañar fauna necesaria para sostener el ecosistema.

• Alimentos sin antibióticos

Para proteger a estos futuros alimentos también se les administra, a veces, antibióticos para evitar plagas, o se usan fertilizantes de gran impacto que después se transmiten al producto a través de la piel del mismo, y por consiguiente a los consumidores. El uso indebido de antibióticos no es beneficioso ni recomendable para la salud.

• Alimentos de mayor calidad

La suma de beneficios y la resta de los perjuicios hacen que este  producto sea de mayor calidad. Quizás su aspecto no sea tan hermoso como otros que sí han pasado por el proceso químico, pero teniendo en cuenta el sabor y el aporte nutricional no hay competencia.

• Alimentos con mayor aporte nutricional

El hecho de no tener ningún tipo de “agente externo”  que le ayude a combatir las plagas, de forma química, crea una gran cantidad de vitaminas  y de minerales, que aportan después, este gran valor al consumidor.

• Alimentos con mayor sabor

Si cogemos el mismo peso de producto de una fruta por ejemplo, con elementos externos agresivos, (pesticidas, antibióticos) y lo comparamos con otro ecológico, las posibilidades de tener más sabor aumentan un 300%. Esto es algo que se debe tener en cuenta.

Además de todo esto tendremos que tener en cuenta las cosas que evitan que los alimentos ecológicos no sean los únicos del mercado.

• El precio de los alimentos ecológicos es más alto

o Tras ver el trabajo que conlleva conseguir la misma cantidad de peso de estos productos, es fácil entender por  qué el que precio es mayor. Cuesta más, puesto que las producciones son normales y no tan altas

• Los alimentos ecológicos no son tan hermosos

o Al no estar tan protegidos con respecto a plagas y demás, los productos ecológicos suelen tener algún defecto estético, y esto sobre todo en los comercios les hace poco vendibles, además de su mayor precio.

A la hora de comprar este tipo de productos será cuestión de saber elegir previamente los criterios de nuestra compra y decidir sobre ello. Son claramente mejor los alimentos ecológicos, pero también tendremos que tener en cuenta si estamos dispuestos a pagar la diferencia que supone.

Otras publicaciones relacionadas:

Sulfitos en el vino

Cómo informar en nuestra carta sobre los alérgenos

Ensaladas de otoño-invierno

 

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Cocinero de una propuesta gastronómica 100% Huelva

Imagen de Sergi Bas
Sergi Bas
Cocinero

Cocinero de vocación y amante de la gastronomía

Sommelier
Sommelier

Imparte y orgnaiza cursos de cata y asesora en cartas de vinos y maridajes, y ferias gratonómicas

Comentarios