ESP

El pan, ¿un producto secundario?

08.03.2017
GMcash
El pan, ¿un producto secundario?

En los últimos tiempos, los restaurantes de la alta cocina están otorgando al pan un papel importante en su oferta gastronómica, en la que deja de ser un mero acompañamiento para convertirse en un plato principal que los comensales pueden degustar acompañado de alimentos como un poco de queso o aceite.

¿Qué papel desempeña el pan durante la comida?

El pan suele ser el primer alimento que la mayoría de clientes degusta en nuestro restaurante, algo que debemos tener muy en cuenta, puesto que influirá inevitablemente en la primera impresión que se lleve el comensal de nuestro establecimiento. Si el pan que ofrecemos es de calidad y está esponjoso, nos habremos ganado la confianza del cliente en un primer momento, pero si este resulta duro y un poco seco, lo más probable es que el comensal se lleve una mala imagen. Aunque no es un aspecto decisivo para la opinión final del cliente, sí que es algo que debemos tener en cuenta, puesto que será un alimento que acompañará al resto de platos durante la comida. 

Consejos útiles

Lo principal es contar con un proveedor que nos ofrezca un pan de primera calidad. Si nuestro restaurante está especializado en tapas o bocadillos, el pan resultará decisivo en nuestra oferta gastronómica, por lo que nuestra prioridad será ofrecer un pan de calidad.

Sea cual sea nuestro establecimiento, deberíamos ofrecer un pan del día, con buen sabor y fácil de comer, para que el comensal pueda apreciar su sabor durante toda la comida.

Es importante que nuestro personal esté atento a la cesta de pan, para que los comensales no echen en falta este producto. Suele ser habitual que los clientes reclamen más pan, algo que podemos ofrecer nosotros mismos si estamos atentos, lo que ayudará a que el cliente se sienta más cómodo.

Ideas que inspiran

Algunos establecimientos ofrecen distintos tipos de panes en una misma cesta: con semillas, integrales, sin gluten o con distintas formas, con el objetivo de que sea el propio comensal el que elija el que más le apetece. Esta es una buena opción para sorprender al cliente y ofrecer una propuesta más completa. Incluso algunos restaurantes cuentan con una carta de panes, donde se detallan los ingredientes y con la que el mismo cliente puede seleccionar el tipo de pan que prefiere.

También se puede ofrecer un maridaje con otros alimentos que resaltan su sabor: un trozo de pan con aceite o con una loncha de queso nunca falla y puede ser un buen tentempié mientras el comensal espera su plato principal.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta la calidad del pan que ofrecemos en nuestro bar o restaurante porque no se trata de un simple producto secundario, si no que es un alimento que  influye en la primera impresión del cliente y que acompaña al resto de platos durante toda la comida. 

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Cocinero de una propuesta gastronómica 100% Huelva

Imagen de Sergi Bas
Sergi Bas
Cocinero

Cocinero de vocación y amante de la gastronomía

Sommelier
Sommelier

Imparte y orgnaiza cursos de cata y asesora en cartas de vinos y maridajes, y ferias gratonómicas

Comentarios