ESP

5 leyes del éxito empresarial, aplicadas a la gastronomía (CAP 4)

30.07.2014
Chef GMcash
5 leyes del éxito empresarial, aplicadas a la gastronomía (CAP 4)

Ésta es la más evidente quizás de todas las leyes que veremos en esta temática, sin embargo, suele pasar que es la más olvidada. Tan sencilla y tan poco valorada.

¿Por qué vienen tus clientes a tu establecimiento? Si esta pregunta se pudiera responder tan fácilmente las cosas serían más sencillas, ¿no crees?

Unos dirán que por la calidad de sus productos, otros porque es un lugar único, por que los precios son muy competitivos, o por que el servicio es excepcional, o por una mezcla de todos ellos.

Si cambiamos la forma de preguntar, la respuesta puede variar:

¿Qué valor de tu negocio es el que más “valora” tu cliente?

Aquí las respuestas pueden ser más amplias. La atención a los niños cuando vienen con sus padres con zona lúdicas o pequeñas guarderías, o cartas en diferentes idiomas, una zona de cafetería para después de comer o incluso aparcamiento privado y gratuito.

Los clientes se mueven por impulsos y el manejo de estos impulsos es casi fundamental para poder conectar con ellos. Las grandes marcas de alimentación, usan de forma muy básica y directa, moviendo palabras e ideas en la mente de los consumidores, una guerra bastante dura y larga que las empresas pequeñas deben saber jugar para no perder.

Reformulemos la pregunta de nuevo…

¿Qué es lo más valioso que puedes darle a tu cliente?

Ahora deberías preguntártelo de alguna forma. Y anotar tu respuesta.

Si tu respuesta ha sido tu cocina, o tu servicio, o tu ubicación o incluso tu relación calidad/orecio, no estás del todo equivocado, pero hay algo que realmente es más valioso que todo eso junto, y eso eres… Tú mismo.

Esta es la ley de la autenticidad, “LO MÁS VALIOSO QUE PUEDES DARLE A LOS DEMÁS ES TU MISMO”.

Tú eres el mayor valor de tu propio negocio, tu atención personalizada, tu preocupación por que todo esté como crees que debe estar, los controles de calidad en la cocina, el servicio, atención. Esto eres tú. Tu esfuerzo personal y tu toque que hace tu empresa diferente a cualquier otra y te transforma en AUTÉNTICO.

Esto parece que se reduce en el refrán, “El ojo del amo, engorda al caballo”. Y en cierto modo sí, pero no se trata de estar todo el día supervisando y mandando en tu negocio, si no de pensar que lo mejor que le puedes dar a tus clientes también se lo puedes dar a tu equipo. Puedes enseñar a tu equipo de personas que aprendan a dar lo mejor de cada uno y de este modo harás aún más auténtico tu establecimiento.

Esta ley es sencilla pero a veces no sabemos por qué se deja de aplicar. En este gremio es fundamental controlar las variantes, desde la compra, el almacenamiento de mercancías, los turnos de los empleados, las elaboraciones, los costes, son muchas cosas que uno solo a veces no puede hacerlas todas y es cierto que deben llevar el sello del propietario o responsable, por eso es muy importante delegar pero sin dejar de supervisar, a veces tu pequeño toque hace que el trabajo de los demás luzca muchísimo más, con lo que el cliente seguramente se irá más satisfecho, y volverá preguntando por ti con nombre y apellidos.

 

Quién escribe este blog
 
Chef GMcash
Cocinero

Realiza showcookings y aconseja en la realización de cartas y menús para restaurantes

B26488528
Gerente
71268874Q

Comentarios